Ejercicio 2–> Juega con tu perro

¡Buenas a todos!

En este ejercicio vas a aprender a jugar con tu perro, algo que cambiará vuestra forma de relacionaros! Además jugaréis juntos y siguiendo unas normas para que el juego sea algo sano que esté siempre bajo control, cuando digo “bajo control” me refiero a que seas tú quien controla la actividad y no dejar el control de una actividad que puede ser adictiva a tu perro.

Vas a jugar con tu perro, pero cuando tu quieras!

Lo primero que hay que hacer es poner al rato de juego una señal de inicio y otra de fin.
Para la señal de inicio te propongo usar una pregunta “¿Jugamos? ”, y tras esa pregunta puedes sacar el mordedor y ponerte a jugar. Si, ¡he dicho mordedor!, en este ejercicio tu perro va a jugar cerca de ti, nada de pelotas. Jugar con mordedores provoca que seas una parte activa del juego, puedes tirar con más o menos fuerza, hacer ruidos, acariciar a tu perro, etc. Estas diferencias hacen que el juego con mordedores fortalezca el vínculo con tu perro.

Al acabar de jugar tienes que tener una señal para decirle a tu perro que hora de volver a la vida “normal” y que ya no vais a seguir jugando. Esta señal es muy importante para que el juego no se convierta en una actividad sin fin para tu perro, tienes que ser capaz de “apagar” a tu perro.

Te propongo usar los siguientes pasos para mostrarle a tu perro que “el juego ha terminado” : 1) Guardas los juguetes; 2) Le dices “¡ya está!” ; 3) Atas a tu perro (si estaba suelto); y 4) Sacas el móvil unos segundos para no prestarle atención y que tu perro vuelva a sus “quehaceres” (olisquear, saludar perros, etc.)

Precauciones importantes

Es muy importante que tengas cuidado con algunos detalles cuando juegas con tu perro:

  1. ¡Ojo con los movimientos bruscos! . Puedes lesionar a tu perro si haces movimientos demasiado rápidos y secos en el forcejeo. Así que no te pongas nervioso por muy bien que te lo estés pasando 😉
  2. Juega a la altura de su espalda. Si juegas tirando del mordedor hacia arriba puedes hacerle daño a tu perro en la espalda, ¡juega siempre a la altura de su espalda!
  3. Cuidado con los dientes de tu cachorro. Si juegas con un cachorro que está cambiando sus dientes, tenlo en cuenta, ¿puedes esperar unas semanas hasta que cambie la boca? Seguro que sí, recuerda que uno de los secretos para entrenar a tu perro es tener paciencia.

¿Y qué hago para que suelte?

Que tu perro suelte cuando se lo pidas podría ser contenido para otros cuantos post, es un ejercicio diferente al de jugar. Pero para empezar a practicar el “suelta” puedes empezar por dos técnicas muy sencillas:

  1. Ofrécele un juguete igual que además se mueva. Si paras de jugar con un mordedor y le ofreces otro igual pero que además se mueve, tu perro seguro que elige cazar el “movidito” 😉 Mira el vídeo para ver cómo lo puedes hacer de una forma sencilla. Reforzar siempre el momento en el que suelta!!!!
  2. Ponle comida en la nariz. Si tu perro es de los que prefiere la comida al juego que suelte cuando se lo pidas es tan sencillo como decirle “suelta” y ponerle comida en la nariz (bien cerquita). Tras varias repeticiones cuando escuche el “suelta” liberará la boca para estar preparado a recibir su jugoso premio 😀

Paso 1: Tienes que Jugar con tu PERRO

Recuerda que tienes que motivar a tu perro moviendo el juguete cerca del suelo para que lo cace. Si además vas acariciando a tu perro mientras jugáis mucho mejor.

Paso 2: Con dos mordedores, Muy bien SUELTA!

Con dos mordedores tienes que reforzar el momento en el que tu perro suelta. Si tu perro no suelta con el otro mordedor puedes sacar comida y ponérsela en la trufa. Normalmente jugar con tu perro al intercambio de mordedores es una actividad adictiva para ambos 😉

¿Cuánto jugamos?

Poco, no pases de 3 ó 4 minutos dos veces al día. El resto del tiempo hasta tus 5 minutos de entrenamiento puedes pasarlos acariciando a tu perro y diciéndole lo bien que lo ha hecho (y si no lo ha hecho bien ¡da igual!, miente a tu perro porque al menos lo animarás a intentarlo de nuevo 😉 )

Comentarios Facebook

No hay comentarios

Agregar comentario


Notice: Undefined variable: disable in /var/www/vhost/soloesunperro.com/home/html/wp-content/plugins/sliding-widgets/sliding-widgets.php on line 73
Login