Introducción

¡Buenas!

En esta charla canina quiero daros mi opinión sobre el uso de abrigos en perros. 
Existen opiniones de todo tipo, como que poner un abrigo es humanizar a los perros, pero yo particularmente, cuando llueve salen con impermeables, es una cuestión de comodidad nuestra.
Son muchos, y viven en casa, así que cuanto menos se manchen o se mojen, mejor.
Por otro lado está Cora, que no solo usa abrigo cuando llueve, si no que a veces lo usa hasta dentro de casa, ella tiene un pijama de forro polar.

Los que tienen Boxer, o Galgos, saben que son razas muy frioleras



 

¿Son útiles?

Como comentaba más arriba existen razas que pasan más frío que otras, y además como cuento en las charlas caninas del perro senior, cuando van cumpliendo años, regulan mucho peor su temperatura.
Así que Cora lleva siempre abrigo en invierno.
En definitiva, si, los abrigos e impermeables son muy útiles cuando llueve, y son muy útiles en caso de perros frioleros: Galgos, Boxer, razas pequeñas de pelo corto, razas sin pelo, etc
Pasar frío no es nada agradable, de hecho hay muchos que no quieren ni salir de casa, se hacen una rosca y parecen hasta enfermos de la inactividad que llegan a alcanzar.


¿Podrían llegar a adaptarse? Seguro que sí, pero, ¿Es necesario? Desde mi punto de vista no, tenemos los medios para evitar que pasen frío y que lo pasen mal.

¿Qué tipo de abrigos?

A nosotros nos gustan bastante los abrigos e impermeables de la marca Hurtta, ya que son abrigos que no limitan para nada los movimientos y cada talla tiene la opción de ajustar por diferentes puntos el largo de espalda, el cuello, el torax. 
Sobre todo la calidad de los materiales es muy buena y son muy duraderos.
Además es importante observar que no hagan rozaduras en las partes más sensibles como ingles o axilas.

Observando a tu perro verás si está cómodo, si se mueve bien, si le molesta en alguna parte del cuerpo. Es muy posible que las primeras veces que les pongas el chubasquero o el abrigo, se muevan raro, o se queden pretrificados, pero en cuanto les pongas la correa, salgan a la calle y vean que van a su sitio de juego habitual, debería empezar a moverse con normalidad.

 

Conclusiones

Si me preguntas si estoy de acuerdo con el uso de abrigos para perros, mi respuesta es si, pero considero que hay que utilizar la lógica y el sentido común. 
Cada perro es un mundo, cada entorno es diferente y cada humano tiene sus gustos y sus opiniones y sabe lo que es mejor para su perro, pero sobre todo no se puede criticar a nadie por usar o dejar de usar ciertos materiales que por supuesto no perjudican a los perros.

¡Espero que os haya gustado el post o en su defecto el video!
¡Nos vemos en la próxima charla canina!

Me apunto GRATIS ahora

Nuestros alumnos nos avalan.

¡Pídenos información! Un fuerte abrazo, Javi Martínez.