¡Buenas a todos!

De momento la pirotecnia es popular en muchas zonas del mundo. Las consecuencias para muchos perros de esta costumbre es pasar semanas continuadas de miedo debido a los petardos. 

1.- Introducción al Post

Es una de las preguntas más frecuentes en momentos como la Navidad, San Juan o las festejos de verano.

Para tratar de una forma muy diferente cada uno de los casos con los que se puede encontrar una familia con perro ante esos momentos de «petardos muy probables», he dividido la Charla en tres casos bien diferenciados:

  1. Perros con Miedo a los petardos,
  2. Perros que no han mostrado miedo a los petardos hasta el momento.
  3. Perros que por su edad, aún NO sabemos cómo reaccionarán a los petardos, son jóvenes o cachorros.

2.- Perros con Miedo a los Petardos

Es el caso que más estrés genera en la familia, tanto en el perro como en sus guías. Es una sensación de falta de control y predictibilidad a cada momento.

2.1.- Zona de Seguridad, ¿ya la ha seleccionado?

En algunos episodios previos has observado que tu PERRO ha seleccionado una Zona de Seguridad, un lugar donde se mete para tratar de calmarse en el momento de los petardos. Es típico que estos lugares formen una guarida, algunos lugares frecuentes seleccionados pueden ser debajo de camas, la bañera, o el trasportín (en el caso de estar accesible en la casa).

2.1.1.- Si ya ha seleccionado su Zona de Seguridad

Asegúrate que cuando te vas de casa siempre tiene acceso a su zona de seguridad.

Además puedes mejorar la zona para hacerla aún más confortable. Aquí hay diferentes estrategias que puedes tomar:

  • Colocar algo de música en ese espacio para tratar de amortiguar el sonido entrante del exterior.
  • Preparar un juguete interactivo suculento, nervio de toro o similar por si es de los que puede concentrarse en otra tarea (es un caso extraño, no suelen coger comida en esas situaciones)
  • Incluso hay familias que insonorizan con sus medios y posibilidades la habitación donde su PERRO decide cobijarse, como si se tratase de una sala de ensayo de un grupo de música.

2.1.2.- Si todavía no ha seleccionado su Zona de Seguridad ante los Petardos

En ese caso te aconsejo que meses antes comiences a trabajar el trasportín como un zona de calma. Esto da para otro post. 

La idea es que llegado un momento de petardos en la calle es muy probable que seleccione el trasportín como zona segura. Esto me recuerda una ocasión donde la familia montaba a su perro en el trasportín dentro del coche (que por supuesto estaba el en garaje) y ponían música para pasar esos malos ratos. Recuerdo cómo se fijaban en la tecnología de insonorización de su próximo coche.

2.2.- Elementos de Apoyo

Hay dos elementos de apoyo con los que tengo mejores experiencias en casos como el del miedo a los petardos:

2.2.1.- Camiseta Antiansiedad

La camiseta antiansiedad se basa en una tecnología que aplica una suave y constante presión en el torso del perro. 

Aunque como ya he comentado no garantiza resultados en todos los casos, si que funcion muy bien para muchos casos de miedo ante ruidos. Lo más importante que debes tener en cuenta es que para llegar a tener buenos resultados debes seguir un proceso y no colocar la camiseta las primeras sesiones en presencia de fuertes ansiógenos (como por ejemplo los petardos)

2.2.2.- Collar Zen

Hemos usado este collar en nuestros perros ante situaciones que puedan ser estresantes y de forma preventiva. Se basa en el uso de aceites esenciales de tres plantas, valeriana, pasiflora y camomila. 

2.3.- Paseos los Más Seguros Posibles

Este momento es 
1.3.1) Trata de buscar los momentos de menos ruido
1.3.2) Ajusta el arnés para evitar fugas y ponle una chapa
1.3.3) Evita la noche en la medida de lo posible

1.4) Presta atención a tu PERRO y ¡NO LO IGNORES!

1.5) Si lo ves necesario y puedes hacerlo… ¡Aléjate de la zona de Ruido!

1.6) Hay que prepararse con tiempo

2) PERROS que NO han mostrado preocupación hasta el momento
2.1) No sobreexpongas a tu PERRO. No hay necesidad.

3) PERROS que no sabemos cómo reaccionarán
3.1) Prepara una sesión de masticación relajada, o de olfato, o un juguete interactivo de lo más suculento.
3.2) Evita meter a tu PERRO en líos
3.3) En la calle busca zonas sin petardos «directos»

Espero que esta Charla pueda ayudar a muchas familias con perro a pasar unas Navidades más tranquilas.

Si te ha gustado este vídeo comparte, etiqueta y ¡NOS VEMOS EN EL SIGUIENTE!

¡Accede ya a nuestro curso de cuatro semanas GRATUITO! Deja tus datos pinchando en el siguiente botón

 

Nuestros alumnos nos avalan.

¡Pídenos información!

Un fuerte abrazo, Javi Martínez.