fbpx

Charla Canina nº13: El Paseo debe ser Desconectado

SoloEsUnPerro 2019-01-26T09:38:43+00:00 25/01/2019|Charlas Caninas|Sin comentarios
4.4 (88.24%) 17 votos

· El Paseo debe ser Desconectado ·

Como ya sabrás el “Camina a mi Lado” arranca el 11 de Febrero y en este curso tratamos los aspectos relacionados con una paseo sin conflictos y relajado.

Aunque no solo se trata la tensión en la correa:
✅El “deja” es un comportamiento imprescindible para evitar discusiones innecesarias,
✅Jugar con la correa en momentos de frustración es otro de los ejercicios explicados paso a paso.
✅Y también se aborda el “Junto social”

Pero esta Charla Canina nº 13 trata un detalle importante que debes considerar en los paseos para conseguir el objetivo de calmar, relajar y disfrutar de un rato de desconexión juntos.

La Desconexión con cualquier “expectativa”

A menudo encuentro problemas con las expectativas del paseo, en muchos casos aparecen solicitudes de “atención” que finalmente provocan que el paseo acabe estando conectado con algo, con una actividad.

Por ejemplo, es común encontrarme con perros que ladran al llegar a cierta zona donde le han lanzado objetos previamente, o simplemente es la zona de juego e interacción con su guía.

Solo necesita cumplir un Requisito

El paseo no debe estar lleno de peticiones, señales y órdenes. La mayor parte del paseo debe cumplir únicamente con un requisito: «no debe haber tensión en la correa».

Para cumplir con este criterio, solamente necesita tener una pequeña parte de su capacidad atencional activada.

Para seguir con las analogías, lo podemos comparar con la actividad de conducir un coche. Al principio tenemos que pensar en muchas cosas de forma voluntaria, cuando ya tenemos experiencia las acciones están casi automatizadas. Pues eso es lo que debes «pensar» con tu perro para cumplir con el requisito de «no tensar la correa», os debería salir casi en «autopiloto»

Desconexión NO implica desatender señales básicas

Por supuesto que la desconexión no está reñida con ser capaz de escuchar señales básicas como el «espera», «tumba», su nombre, etc.

Ese es el reto al que te enfrentas en la «Obediencia Social», no deben existir apenas señales, pero si apareces es muy probable que escucharlas sea necesario y en algunos casos imprescindible para la seguridad de todos.

¡Un abrazo muy fuerte!

¿Quieres recibir nuestros consejos por mail?



  
política de protección de datos

Nuestros alumnos nos avalan. ¡Pídenos información!

Un fuerte abrazo, Javi Martínez.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies